Barcelona pierde el equilibrio entre turismo de negocios y de ocio

NOTA DE PRENSA EMITIDA POR EL GREMIO DE HOTELES DE BARCELONA

El Gremi d’Hotels de Barcelona ha advertido de la caída del turismo de negocios y la ruptura del equilibrio entre esta tipología y la vacacional.

“El equilibrio 50-50 de los últimos años entre el turismo de ocio y el de negocios se ha perdido”, ha señalado el presidente del Gremi d’Hotels, Jordi Clos, en un encuentro con la prensa para hacer balance de la actividad durante el ejercicio pasado.

“Entre todos nos tenemos que esforzar para recuperar este turismo de negocios perdido porque este segmento es estratégico para Barcelona”, ha explicado Clos.

Las previsiones del Gremi d’Hotels muestran que el turismo de negocios se mantendrá afectado durante este año y el que viene por la marcha de grandes empresas, un hecho que tendrá un impacto directo sobre los resultados del sector hotelero de la ciudad, al reducirse el número de acontecimientos de estas y la consecuente entrada de reservas.

RESULTADOS 2018

En cuanto a las cifras del sector, durante el año pasado la ocupación en los hoteles de Barcelona se situó en un 80%, muy similar a la del 2017.

El precio medio de las habitaciones cayó de media 6 euros, que representa un 4% menos que el año anterior, quedando en 132,5 euros.

La repercusión de esta caída fue especialmente destacada en las categorías hoteleras altas. “En general el año 2018 ha sido malo, pero menos débil del que habíamos previsto inicialmente”,
ha sostenido Clos.

Manteros en Barcelona

PREVISIONES 2019

El presidente del Gremi d’Hotels ha informado que el año 2019 se ha iniciado con la dinámica positiva con que se cerró el mes de diciembre de 2018.

“Con todo –ha advertido- hay síntomas de una desaceleración del crecimiento de la actividad turística, que desde el Gremi consideramos que tenemos de combatir con una clara apuesta para recuperar la calidad del turismo que teníamos y, incrementar notablemente el gasto que este hace en la ciudad”.

ALOJAMIENTO ILEGAL

En cuanto al futuro de la actividad turística en Barcelona, Jordi Clos ha recordado la importancia de tener muy claro cuál es el turismo que la ciudad quiere potenciar.

“No tenemos que centrar nuestros esfuerzos en aumentar el número de visitantes, sino en mejorar la calidad y el perfil del turismo” ha subrayado.

En este punto ha incidido en que se tiene que permitir la adecuación de la planta hotelera a las exigencias de calidad del mercado y, trabajar para no aumentar la oferta turística de nivel bajo que comporta el crecimiento del turismo que no nos interesa y, este aspecto pasa por mantener la lucha erradicando la ilegalidad en el marco de la actividad.

El presidente del Gremi d’Hotels ha aprovechado la ocasión para aplaudir “la tarea ejemplar” del Ayuntamiento de Barcelona erradicando los pisos turísticos ilegales.

“Los resultados obtenidos hasta ahora han sido buenos, pero tenemos que tener muy presente que esta oferta ilegal no ha desaparecido”, ha dicho.

Clos ha explicado que muchos de estos pisos turísticos ilegales se han transformado ahora en hogares compartidos, una modalidad no regulada que conlleva también peligros para la calidad turística y genera afectaciones sobre la convivencia vecinal.

“Solicitamos una regulación real de estas nuevas modalidades con unos parámetros muy concretos y suficientemente exigentes para garantizar una correcta gestión y control de su fiscalidad, seguridad, condiciones laborales y capacidad inspectora”, ha repasado Clos.

POTENCIAR EL TURISMO

Por otro lado, Jordi Clos ha afirmado que la ciudad tiene que recuperar un discurso y un tratamiento positivo de la actividad turística; potenciar los recursos turísticos y optimizar las infraestructuras de la ciudad, fomentando además las actividades pertinentes que sean interesantes para la tipología de visitantes que deseamos para nuestro destino; trabajar mejor la captación de visitantes con intereses en nuestros recursos culturales y espacios creativos, así como, desarrollar programas específicos de turismo sanitario y dinamizar la oferta musical y los festivales que tienen lugar a Barcelona.

Todo ello “recuperando los grandes consensos entre las diferentes fuerzas políticas municipales sobre los grandes temas de la ciudad, generando estrategias de desarrollo a 15- 20 años vista”, ha puntualizado Jordi Clos.

Anuncios